Blog en lucha contra el capitalismo religioso anticientífico y antilaico

Bonita historia del canal ruzickew sobre el descubrimiento del fuego

Los herejes y los que descubrieron el fuego como han sido también perseguido por tribus religiosas y la envídia, tal como pasa ahora con la Aristocracia conservadora ecologísta. Vean este vídeo el descubrimiento del fuego. La reacción de las costumbres ante lo novedoso siempre fueron y desgracidamente son así.

CONOZCAMOS A LA MADRE TERESA DE CALCUTA

Teresa de calculta rezando para echar al diablo.

Ha pasado mucho tiempo desde que murió Agnes Gonxha Bojaxhiu, conocida en todo el mundo como Teresa de Calcuta. Exactamente 16 años. Este es un artículo católico escrito especialmente para que mis lectores sepan quién fue realmente esta gran mujer. Creo que escribir este artículo es necesirio debido a la enorme cantidad de cosas ofensivas y difamatorias que circulan libremente con el fin de ensuciar la imagen de Teresa.

Sus primeros años

Nació el 26 de agosto de 1910 en Skopie, Macedonia, que entonces era el Imperio Otomano. Creció entre rosarios, botellas de agua bendita, fotos de papas e imágenes de Jesús. Tiempo más tarde, ya adolescente, Teresa conenzó a mostrar gran interés por la lectura de historias de misioneros jesuitas. ¡Sí, jesuitas como nuestro Papa! Según los escritos de algunos historiadores especializados en religión, cuanto más largas eran las historias de los jesuitas, más le gustaban.

Fue como una revelación que el mismísimo Señor puso en su camino; leyó y quiso imitar a esos hombres. Y así lo hizo. La joven Teresa iniciaba en aquellos años lo que más tarde se convertiría en el trabajo que realizó mientras Dios permitió que su corazón latiera, ese gran trabajo que todos conocemos y admiramos.

En 1928 decidió que dedicaría su vida al servicio de los pobres y enfermos. A los 18 años ingresó a la congregación llamada Instituto de la Bienaventurada Virgen María, en Irlanda. En noviembre del mismo año en que tomó esa decisión tan acertada, partió hacia Calcuta en barco e inició su noviciado en enero de 1929, cuando llegó.

Si usted es un católico inteligente, seguramente habrá notado que la palabra noviciado está compuesta por dos palabras: no y viciado. Declara un total rechazo a las intenciones de Satanás, que siempre intenta viciar a las personas.

El cuaderno de bitácora del capitán de aquella nave en que la joven religiosa viajó fue recientemente subastado en Londres. Cito lo que aparece escrito en las últimas líneas de la hoja perteneciente al día 6 de enero de 1929:

Quedan pocas horas para que este viaje concluya. Hace unos instantes divisé a una joven que estaba azotándose con un cable de acero en la cubierta. Estoy ante la presencia de una mujer tan religiosa que quedará en los libros de historia o ante los efectos de una botella de ron cuyo contenido recibió el agregado de una sustancia extraña.

No se equivocaba el hombre, pero no pudo imaginar cuán grande sería la labor realizada por esa sorprendente joven que él mismo había transportado.

Una nueva misionera en Calcuta

Ya en Calcuta, la novicia Teresa conoció la abnegación total. Hizo sus votos de pobreza, obediencia y castidad el día 24 de mayo de 1931. Eligió ser llamada con el nombre de la santa patrona de los misioneros, Teresa de Lisieux. ¡Qué emoción! Fue el mejor día de su vida. Dicen que jamás se había azotado tanto, y que fue la primera vez que tomó una botella entera de vino.

Fue inmediatamente trasladada al Colegio de Santa María. Durante casi 27 años enseñó en el colegio del convento de Loreto. En 1944 se convirtió en la directora del colegio por haber demostrado un gran amor por Dios, amor que ayudó a otras mujeres a protegerse de la presencia del colarroja.

Pero llegó un momento en que sintió la necesidad de ayudar todo el tiempo a los demás. La pobreza de Calcuta crecía y crecía sin parar. Un día, instantes después de haber mirado a los ojos a un vagabundo que pedía dinero, comprendió rápidamente el porqué de su existencia: Dios quería que se dedicara a la filantropía.

Invito a mis lectores a leer con especial atención todo lo que hizo esta mujer para ayudar:

Hogares de moribundos

Se preocupó especialmente por los enfermos. Por ellos construyó muchos lugares llamados hogares para moribundos o morideros, donde los colaboradores de Teresa llevaban a los enfermos que eran rechazados de los hospitales por no tener dinero. Teresa no quería ver pobres muriendo como animales en la calle. Desde 1952 trabajó incansablemente para seguir construyendo morideros. Dijo: «Para personas que vivieron como animales, una muerte hermosa es morir como ángeles, amados y queridos». Nada pudo detener su obra, y el diablo quedó rojo de furia.

Otros hogares

Los enfermos comunes no fueron los únicos que despertaron la preocupación de la Madre. También abrió lugares especiales para los enfermos de lepra. ¡Construyó muchísimos! Los leprosos tenían un techo bajo el cual morir. Morían entre oraciones, vasos de agua bendita y pasajes de la Biblia leídos velozmente.

En 1955 creó el Hogar del Niño del Inmaculado Corazón, un hogar dedicado a dar cobijo y protección a niños y jóvenes que estaban en la calle. Una vez por semana recibían la visita de un sacerdote que enseñaba a estudiar la Biblia.

Estos hogares fueron muy exitosos en la India y la misma Madre Teresa, a pedido de presidentes de otros países, tuvo que viajar para fundar nuevos hogares en otros lugares del mundo.

Respeto y amor para el prójimo

Hay olor a ateo
«¡Qué olor a hereje!»

La Madre Teresa era una gran pacifista y fue muy respetuosa con todas las personas. Su trato fue el mismo para todas los seres humanos. No le importaba el color, estatura, religión o creencias. Siempre cuidaba, acariciaba, lavaba, alimentaba y asistía a creyentes o ateos. También trataba a los rockeros como si fueran algo más que animales peludos. Cuentan algunos colaboradores que el día más emocionante que vivieron fue cuando vieron a la Madre sacándole las pulgas a un metalero enfermo de  adicción al Pron y con la cabeza parcialmente rota por el headbanging.

Una mujer que perdonaba

Ella siempre habló del perdón. Es algo que nuestra religión nos enseña, y la Madre lo había aprendido muy bien. Y lo demostró días después de aquel 8 de diciembre de 1984, cuando ocurrió el desastre de Bhopal.

El accidente de la fábrica de pesticidas afectó a unas 600000 personas, de las cuales aproximadamente 12000 murieron. Teresa pidió que las víctimas perdonaran a los dueños de la fábrica.

Gracias a esa recomendación, las víctimas (las que quedaban con vida) pasaron una excelente Navidad y se diviertieron mucho. Encontraron la paz en el perdón.

Donaciones

Para conseguir dinero, Teresa comenzó por recorrer barrios, luego ciudades, y más tarde países. Siempre le respondieron con generosidad. Recibió millones y millones que usó para comprar ropa, comida, bidones de agua bendita y ladrillos para construir nuevos morideros.

Estas son algunas de las donaciones más significantes que recibió:

  • En 1981, fue a Haití para recibir la Legión de Honor, que le entregó Baby Doc Duvalier. En aquella ocasión nos dijo que Baby amaba a los pobres y que ellos lo adoraban. Baby Doc Duvalier, en un enorme gesto de altruismo, le donó muchos millones a la Madre.
  • Otro hombre que se emocionó al ver la obra de Teresa fue Charles Keating. Hábil hombre de negocios financieros, le donó 1.250.000 dólares a la Madre. Inexplicablemente, fue acusado de estafa y lo juzgaron. La indignación de Teresa al ver este atropello la llevó a escribir una carta al tribunal para pedir compasión porque Keating amaba a los pobres.
    Pobre hombre. Lo acusaron de estafar a pequeños ahorristas. ¿Cómo alguien que tiene más de 252.000.000 de dólares y dona un millón a los pobres puede ser una mala persona?
  • El papa Pablo VI, durante una visita a Bombay en el año 1964, le regaló una preciosa limusina Lincoln. Teresa subastó este vehículo y con el dinero continuó construyendo morideros.
  • Visitó Ciudad del Vaticano en repetidas oportunidades, y su amigo Juan Pablo II le donaba lo que tenía en el banco. Como nuestro Papa Francisco, la Madre Teresa era admiradora de los franciscanos. Prefería usar el transporte público y llevaba ropa humilde.
  • Y es en la Santa Sede donde protagonizó uno de sus primeros actos que evidenciaron la conexión especial que tenía con Dios. Fue durante la primera visita:
    • El papa Juan Pablo II la invitó a recorrer el lugar y se ofreció para explicarle con detalle qué era cada cosa que veían. Teresa caminaba al lado de Karol, prestando especial atención a todo lo que el pontífice le explicaba. El papa caminaba rápidamente; sus movimientos eran como los de un impetuoso joven de 21 años. Pasaron frente a un cuadro y, para que Teresa lo observara, el papa lo señaló con su báculo. El movimiento hecho con el bastón papal fue tan veloz y repentino que golpeó fuerza la cabeza de la Madre.
      Ésta (estoy hablando de la Madre) cayó rápidamente al suelo y rodó por unas escaleras. El accidente fue tan desafortunado que Karol no se dio cuenta de que había ocurrido, motivo por el cual continuó caminando y hablando al mismo tiempo, como si nada hubiera pasado. Teresa estuvo un tiempo en el suelo intentando reponerse del impacto. Logró levantarse sin ayuda y caminó desorientada. Errando por los largos pasillos del Vaticano, alcanzó a ver a Juan Pablo II, que aún continuaba explicando y haciendo movimientos enérgicos con su báculo. Éste (estoy hablando del ducentésimo sexagésimo cuarto papa) la miró con preocupación, le preguntó qué había pasado y le dijo «Tendremos que hacer el recorrido nuevamente, para que puedas ver todo lo que quería enseñarte». Teresa sonrió, le dijo «No te preocupes» y comenzó a hablarle detalladamente de todo lo que él había explicado durante su solitario trayecto vaticano. Los dos compredieron la omnipresencia de Dios, la misma que Él usó para que Teresa no se perdiera ni una de las palabras del papa que hablaba de pintores e historia con gran entusiasmo.

Hechos destacables

Hay un sinfín de hechos y logros destacables, además de ciertas maneras de proceder que hacían de ella una persona especial, pero por razones de espacio no puedo mencionar todo en este humilde artículo que busca limpiar la imagen de una persona que es insultada y difamada por los pecadores.

Aquí está lo más relevante:

  • Recibió el premio Nobel en 1979. Sus palabras en aquella ocasión fueron muy emotivas: «El aborto es la principal amenaza para la paz mundial». De más estaría decir que el Nobel recibido fue el de la paz.
  • Defendió un país atacado por las tropas del maligno. Es una historia muy emocionante que nos permite apreciar la fuerza de esta mujer:
    • Año 1995. Irlanda era el último país de Europa que no contaba con ley de divorcio, y, en un impiadoso acto de crueldad, el diablo —el animal más siniestro y carente de sentimientos por excelencia, no debemos olvidarlo— le clavó su par de duros cuernos. Miles de fanáticos adoradores del que cocina almas en el lago de fuego lucharon sin detenimiento para conseguir la aprobación de esa ley famosa por destruir familias. Esta mujer se unió a la batalla para luchar contra los que pedían esa aberración antinatural.
  • Recibió el título de ciudadana honoraria de Estados Unidos en 1996. En un acto muy emotivo se convirtió en la quinta persona en recibirlo.
  • Su proceso de beatificación fue el más rápido de de la historia del Vaticano. No tardó ni tres años. ¡Toda una hazaña católica! ¡Es para el Guinness, señores, es para el libro de los récords!
    Giordano Bruno, quien tuvo que esperar más de 400 años para ser perdonado por la Iglesia, gritaba insultos con envidia desde el infierno. El mismísimo diablo, molesto por los gritos descontrolados, decidió hincarle su tridente repetidas veces para que dejara de molestar.
  • En 1950, la Santa Sede le permitió crear su propia congregación, que llamó Misioneras de la Caridad.

Las críticas

Antes de comenzar a enumerar las críticas, me gustaría mencionar a esas personas que tanto critican: suelen ser metaleros, ateos, satanistas, científicos, izquierdistas, fanáticos de Satanás, fans de las prácticas alejadas de los mandamientos, abortistas, antirreligiosos, feministas… se puede resumir en pocas palabras: personas sin autoridad alguna para criticar a nadie porque las estupideces que dicen no tienen importancia.

Parece que luchar por el bien en un mundo dominado por las garras de la bestia con cuernos despierta el espíritu crítico de esas personas mencionadas anteriormente. Espíritu crítico que, para sorpresa de todos, duerme plácidamente mientras un científico tortura monos en un laboratorio o un extremista le dispara a un papa. Qué curioso.

Veamos qué clases de tonterías dicen de esta pobre mujer. Podrán notar que la ignorancia de los herejes es proverbial.

Era una anciana muy inteligente que recibía ingentes cantidades de dinero y no le daba un peso a nadie. Sin mostrar ni un ápice de vergüenza, los ateos afirman basuras como esta sin el más mínimo signo de arrepentimiento o un poco de escepticismo. Escepticismo que tampoco aparece cuando un científico le dispara a un mono en un laboratorio.

Pero se trata de mentiras (¡qué noticia!). Nuestra Madre Teresa hizo todo lo posible para ayudar y hacer del mundo un lugar más solidario. Fue muy generosa a la hora de enviar donaciones al Vaticano. Pobre mujer, cómo trabajaba; no le alcanzaban las manos para llevar dinero a la Santa Sede, siempre se le caían los billetes y tenía que pedir colaboración a otras hermanas voluntarias para cumplir con ese objetivo tan noble.

Jamás creó un hospital ni pagó un médico para que curara a los enfermos, pero fundó aproximadamente 500 conventos en todo el mundo. Típica crítica de un ateo militante de la ciencia. Despedazar estos argumentos es muy fácil: Ella fue tan inteligente que cuidó su obra benéfica hasta en los más sutiles detalles, para no cometer errores en ningún momento. Como buena católica que era, conocía todas las mentiras propagadas por científicos y sabía que la medicina, así como otras ciencias, es una basura creada por las farmacéuticas que sólo quieren el dinero de la pobre gente engañada.

Era una abuelita loca que tenía problemas mentales y disfrutaba ver cómo sufrían las personas moribundas. ¡¿En qué cochambrosa mente pueden caber estos pensamientos tan retorcidos?! Hay que estar mal, muy mal de la cabeza para pensar tal cantidad de porquerías sobre una mujer que dedicó cada minuto de su vida para imitar a Cristo y puso su alma al servicio del Señor. No lo dudo ni un segundo: los ateos son unos desalmados y forman parte del ejército del maligno.

No hay nada que pueda sostener tales argumentos. Las personas sufrían porque Dios quería que sufrieran y Teresa sólo aceptaba la voluntad del Señor. ¿Qué puede hacer una simple mortal ante Dios mismo actuando como Él quiere?

Además, como todos sabemos, el sufrimiento acerca a Dios, nos recuerda que nuestra vida en este planeta es finita y que conviene no estar lejos del Señor cuando ésta llegue a su fin. Estoy seguro de que leerán con agrado esta frase pronunciada por Teresa:

Hay algo muy bello en ver a los pobres aceptar su suerte, sufrirla como la pasión de Jesucristo. El mundo gana con su sufrimiento.

¡Sus palabras emocionan! Desprenden olor a incienso y mirra.

Estaba en contra de los métodos anticonceptivos. ¡Porque era católica! La idea de la destrucción humana no entra en las cabezas de los creyentes. El condón es como un arma de destrucción masiva: millones y millones de niños no pueden nacer por culpa de quienes lo usan. Un auténtico genocidio generado por la vida moderna, tan amiga del placer y tan lejana del Camino del Señor.

Era enemiga del aborto. Sí. Y de las masacres también. Como todo ser humano con más empatía que un jarrón, a ella no le gustaba que mataran niños que aún no habían nacido. El aborto es un asesinato. Nadie me convencerá de que destrozar un feto con cuchillas filosas es algo bueno y aprobado por Dios.

Una vez más estoy seguro de que leerán con regocijo las palabras de la Madre:

Yo creo que el mayor destructor de la paz hoy en día es el aborto, porque es una guerra contra el niño, un asesinato del niño inocente. Y si aceptamos que una madre puede asesinar a su propio hijo, ¿cómo podemos decirles a otras gentes que no se maten entre ellos? Nosotros no podemos resolver todos los problemas del mundo, pero no le traigamos el peor problema de todos, que es destruir el amor. Y eso es lo que pasa cuando le decimos a la gente que practique la contracepción y el aborto

Los sacerdores explican que esta guerra contra el niño es el cimiento de la guerra contra la religión. El aborto mata niños, y eso impacta gravemente en el número de niños que rezan en privado con sacerdotes: este decrece notablemente cada año.

Es bueno que los sacerdotes reciban la visita de los niños. Así los niños saben lo que es tener al Señor adentro, y fortalecen su fe, y por consiguiente toda la religión se fortalece. Queda demostrado que matar un niño no nacido significa destruir la religión.

Se oponía al divorcio. Me parece muy razonable. La mujer jamás debe pensar en alejarse de su hombre. Tiene que obedecer a su esposo toda la vida.

Más de una vez se involucró en actos de dudosa legalidad por recibir jugosas donaciones. No me hagan reír. ¿De qué están hablando? Los jueces que investigaron esos casos fueron comprados por Satanás. Juegan para el príncipe de las tinieblas. No son creíbles.

Su muerte

Todo concluye al fin, nada puede escapar, todo tiene un final, todo termina, asegura una canción famosa en el país del Papa. Y la vida de Teresa (que actuaba como si fuera Dios, pero no lo era) terminó. Tenía 87 años cuando el Señor decidió que era momento de llevarla al Cielo.

Todavía recuerdo aquel 5 de septiembre de 1997. Recibir la noticia fue muy duro. Mis ojos no podían ver otra cosa que lágrimas. Lágrimas mías, lágrimas de mi familia… la tristeza había llegado a nuestros corazones.

Era una de las personas que más había luchado contra el diablo, y murió. Creíamos que Dios la ayudaría para seguir con vida por algunos años más, pero no pudo ser así.

La muerte de esta mujer es lo más triste que recuerdo del siglo XX (sí, jóvenes lectores, yo nací en otro siglo).

El funeral

La Madre Teresa fue enterrada en Calcuta con honores militares, privilegio que sólo conocen los presidentes y primeros ministros. Su funeral fue oficiado por el cardenal Angelo Sodano, que en ese momento era el secretario de Estado del Vaticano.

El féretro se encuentra en la sede principal de su congregación.

Cuentan que, durante la triste ceremonia, el cuerpo de Teresa se movía. Muchos creyeron que estaba viva, pero comprobaron que su corazón ya no latía. Comprendieron que el Señor quería llevársela. Rápidamente tuvieron que atornillar su cadáver al féretro para que la ceremonia funeraria no se viera interrumpida para siempre por un sorpresivo ascenso de Teresa al Cielo. Además, también fue necesario colocar muchas joyas sobre su cuerpo.

Palabras finales

Creo que internet necesitaba un artículo como este. Hablar de la Madre Teresa no está de moda, porque no está de moda darle comida a un pobre ni enseñarle a leer la Biblia. Los herejes aprovechan la ausencia de artículos de la Madre en los medios para difundir sus mentiras que logran confundir a más de un pobre crédulo.

Estoy seguro de que todos mis lectores católicos han disfrutado la lectura de este artículo y que ahora aman muchísimo a Teresa.

Lo único que puedo decir, después de haber escrito este extenso artículo de más de 3200 palabras, es lo siguiente:

Madre Teresa: 1 – Ateos: QUEDARON FUERA DE COMBATE.

Sobre mi.

Hola me llamo Miguel Ángel y me describo como un positivista utópico. No dogmático y amoral. Así como también soy introvertido y me gusta la soledad y disfrutar de la lectura y buenos libros en ciencias y filosofía. Soy hogareño y solitario.

Donar

SinPermiso electrónico se ofrece semanalmente de forma gratuita. No recibo ningún tipo de subvención pública ni privada, y la existencia de esta web sólo es posible gracias a mi trabajo voluntario.